BULIMIA: SÍNTOMAS

La Bulimia tambien ha sido descrita como la enfermedad  familiar mas cruel del siglo 21, y sin embargo hasta hoy en día no es diagnosticada correctamente y menos aun tratada adecuadamente; esto es, con el equipo especializado.

  • Obsesión con el peso y el cuerpo   bulimia_nervosa_2.png
  • Ciclo de atracones y vómito
  • Uso de laxantes o diureticos
  • Cansancio físico
  • Periodos menstruales irregulares, PMS
  • Mareos, dolores de cabeza, sed constante
  • Molestias digestivas, gases (hinchazón estomacal)
  • Desbalance de electrolitos (debilidad muscular)
  • Problemas dentales
  • Baja auto estima
  • Hinchazón de las glándulas parótidas
  • Caída de pelo
  • Círculos oscuros e hinchazón debajo de los ojos
  • Nudillos  lastimados por la inducción al vomito
  • Fluctuaciones de peso

Muchas veces las observaciones que se hacen sobre personas que sufren de bulímia, se limitan a las prácticas de atracón - purga; a la clásica imagen del comportamiento bulímico.

Sin embargo es importante siempre entender que al igual que en los demás desordenes alimenticios, estas manifestaciones son solo reflejo de aspectos emocionales mucho más profundos.

CICLO DE LA BULIMIA

  • A pesar de tener un promedio superior de inteligencia, la persona tiene una manera mágica y simple de pensar, por 
    ejemplo, “Estoy más flaca, me voy a sentir mejor conmigo misma”   ciclo_bulimia.3.jpg
  • Problemas en la concentración
  • Mal juicio al tomar decisiones, o no tomarlas
  • Apatía
  • Cambios bruscos de ánimo
  • Pierde la habilidad de pensar lógicamente, de evaluar la realidad objetivamente, y de admitir y corregir las consecuencias indeseables de sus actos y decisiones
  • Se vuelve irracional y niega que algo anda mal
  • Discute con quien la quiere ayudar, y luego se aísla o hace una rabieta o drama
  • Queriendo ser especial, se vuelve competitiva
  • Lucha por ser la mejor, la más pequeña, la más flaca, etc.
  • Tiene problemas concentrándose
  • Obsesiva sobre la comida y el peso, y se sostiene en estándares rígidos y perfeccionistas para ella y para los demás
  • Tiene envidia de las personas delgadas en general, y de las personas bastante más delgadas de lo normal, en particular. Busca el parecerse a ellas.

No todas, pero muchas personas que sufren de un desorden alimenticio, creen que no se merecen comer o disfrutar de la comida. Se matan de hambre, se purgan o se llenan de comida, en intentos deliberados de castigarse a sí mismas. Muchas se cortan la piel o se lastiman a sí mismas. Algunas se vuelven absolutamente débiles, incluso sufren la invasión e indignidad de ser alimentadas a través de un tubo y sueros, y eventualmente se debilitan y mueren. Ellas ven esto no como un grito de ayuda o de atención, o de un intento de controlar sus vidas, sino, como un castigo bien merecido por sus imperfecciones y desaciertos. El extremo odio a sí mismas debe ser manejado en terapia y con terapia para su completa recuperación.